Como Vender Y Hacer Marketing En Internet



tiempo, con lo cual se reduce el costo global de administración de equipos. Todo esto hace suponer que el alojamiento de las páginas en el proveedor será más económico que mantenerlas en el servidor propio, sin tomar en cuenta el alto costo de la conexión dedicada. En la práctica esta es la única opción aceptable para una empresa pequeña.

¿Puede dividir el trabajo con el proveedor de Internet?

Esto resulta eficiente para sitios con alta carga y para aquellos que requieran mucha seguridad, pero aún así desean tener páginas informativas que puedan ser leídas por todo el mundo. Si su empresa es sensible a la seguridad, nunca debería publicar contenido sin modificaciones que hagan ilegible el contenido a terceros (encriptamiento). El problema de usar el protocolo HTTP en cualquier punto de su Site, hace que su red este expuesta a una técnica de ataque llamada «IP Address Spoofing».

Amenazas de los delincuentes en Internet

Hasta ahora hemos usado el término de «hackers» para describir a los individuos que ingresan ilegalmente a los sistemas, pero en realidad el término hackers se refiere más a gente honesta que realiza investigaciones profundas en temas informáticos. El término más apropiado para los delincuentes que manejan computadoras es el de «cracker», mientras que a los delincuentes que se aprovechan de las compañías telefónicas se les denomina «phreaker». Estos últimos no son muy conocidos debido a que no producen noticias tan sensacionales como los primeros, a pesar que sus ataques le cuestan a las compañías telefónicas miles de dólares en cobro de llamadas no realizadas. En seguida vamos a ver algunos de los problemas creados principalmente por los individuos más peligrosos en Internet: los crackers.

Bony y Clyde; Los modernos asalta Internet

Se estima que el botín promedio luego de robar un banco a mano armada es de 1,900 dólares con un 82% de probabilidades que los ladrones sean enjuiciados y encarcelados, mientras que el promedio de robo electrónico es de 250,000 dólares, resultando difícil que los ladrones sean ubicados y si son arrestados sólo son enjuiciados y encarcelados el 2% de las ocasiones. Es obvio que las empresas perjudicadas pierden mucho más si el caso se hace público que si se deja pasar, aún cuando las cantidades involucradas en el robo electrónico sean cuantiosas.